El próximo invierno será naranja y azul

 

A Lupe i Pipe que ellos lo saben

Días de nuestra vida

días de espera,

de antipático sol

al que a veces quisiéramos preguntar,

o empujar hacia el negrisimo inconmensurable espacio,

por qué se atreve a lucir

 

La primavera feroz y puntual

se despliega

y poco podemos hacer

más que dejar que nos acaricie

que refresque y caliente nuestra piel

recién salida del otoño sucio

aquel en que, además,

también era acariciada

 

Hoy la mirada ausente

se anega entre el presente y el pasado

y solo un hipotético porvenir

sinónimo de esperanza

aparece resplandeciente

pero frío, naranja y azul

 

Valga un escalofrío que nos sacuda

esta escarcha de arena que tapa aquella nuestra piel

pues saldremos de este manido agujero sin paredes

que nos impide mirar,

recordar,

que sigue existiendo

aquel bosque de gigantes de la lejana California

con el que siempre soñaste

y también aquel territorio

donde sentirse,

al menos serena

con los ojos cerrados

en una tumbona fresca,

sintiendo el calor de la tarde en la cara

 

en ese próximo invierno naranja y azul,

      y para vosotros cálido,

de nuevo.                      

 

     7.04.2008

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: