Panfleto de Madrid

Son fisgones más que espías; imposible hacer literatura con ellos. Los protagonistas parecen más bien adornados catetos sin arte que rabian y tiemblan ante la posibilidad de perder su poder, algunos por dejar de ingresar más dinero robado. No pueden ser demócratas quienes espían al contrario, estén en su partido o en otro para ganar potestad. Son, eso sí, arrogantes y mentirosos, impresentables ante personas de bien, egoístas pendientes de su interés personal y olvidados de la ciudadanía a la que representan,  también  la que les eligió. Son ahora también la vergüenza de saber que nunca dirán la verdad ante los ciudadanos, solo a salvarse de la quema.

Estos son algunos de los que gobiernan Madrid, los que comenzaron  valiéndose del soborno de dos diputados socialistas –tan cercanos estos a aquellos- para alcanzar el poder. Es ésta una etapa sucia, sospechosa, hortera, descorazonadora. Tal vez lo único bueno es que sirviera para que los madrileños hagan salir de sus instituciones al PP, y que los que les sucedan sean de verdad honestos, ingeniosos y valientes para sacudir el espíritu  anquilosado que se ha apoderado de esta Comunidad.

Madrid no se merece esta desesperante caída a los cutres infiernos a los que sus dirigentes la están empujando. Ójala su Dios a su medida finalmente les ilumine y se retiren a un lejano monasterio donde quizás, ante él arrepentidos, los Quicos y Rouco sabrán acogerlos. Puede que su actual presidenta al frente de todos ellos, fuese una buena priora.

 

 

 

Anuncios

2 Responses to Panfleto de Madrid

  1. vaya. tu post me trae recuerdos de mi adolescencia
    Quico fue profesor mi profesor de dibujo en el Liceo durante años ala par que su hermano Miguel Miguel, ambos muy diferentes. Tengo que reconocer la influencia de Quico, me aficiono a la pintura, visitábamos museos,pintábamos al aire libre nos estimulaba la escritura y recorríamos con el barrios marginales. Un buen dia desapareció , enterándonos mas tarde que se encontraba en las Americas.
    Creo que todas adolescentes aun, sentíamos por el un amor sensual, platónico.
    Pasados los años, me entere de su evolucion….que desilusion, que estafa o, quizas no, quizas cuando le conocí era autentico, era de verdad y no un “profeta iluminado”.
    un abrazo
    sonia

  2. miguel ángel yuste says:

    En primer lugar gracias por tus comentarios y por leer mis textos, respecto a Quico supongo que tienes razón, es fácil a veces, si no tenemos los píes bien asentados en tierra convertirnos en seres indeseables por encima del bien y del mal que nos creemos mejor que los demás y orgullosos de nuestro poder e influencia, eso nos aleja de la tierra, pero también creo que siempre somos “auténticos” a lo largo de nuestra vida, pues seguimos siendo la misma persona que crece, la diferencia es que no sabemos o queremos corregir nuestra prepotencia ascendente que nos aleja de nuestra inocencia perdida. Pero esto es solamente una teoría, y a lo mejor tráida por los pelos. Por cierto, he pasado la dirección de tu blog a un compañero que tiene un hijo celíaco por si le interesa.
    Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: