Tras las elecciones en el País Vasco

Los nacionalistas vascos dicen que consideraran una agresión un pacto entre el PP y el PSE para formar gobierno en el País Vasco, y todo por querer desalojarlos del poder, como si no fuese legítimo hacerlo, ni democrático que dos partidos democráticos pacten entre ellos para gobernar o lo que sea. Bueno, yo lo único que creo es que probablemente es una mala idea el hipotético pacto, porque a pesar de que me parece cojonudo que acaben con esa especie de conglomerado que el Partido Nacionalista Vasco forma con el gobierno del País Vasco hasta a veces confundirse, los dos partidos no nacionalistas no tienen en común más que -y eso es desgraciadamente mucho- el peligro cierto de muerte de sus militantes por parte de la facción sanguinaria, becerra, cabezotavacía, parroquiana, hortera y de mensaje plano y sobado, es decir de ETA y sus adláteres. Puede que el gobierno en solitario del PSE sería suficiente, luego ya se vería.

 

Si el PNV  pasa a la oposición, el nuevo gobierno que se forme habrá de lidiar con una oposición que siempre tratará de subrayar la pretendida ilegitimidad de los socialistas porque, según ellos, no son verdaderos vascos y obedecen a Madrid, no se si a la “bota de”, al “gobierno de”, al “Atlético de”o a la misma Cibeles. Tal bestialidad, tal pobreza de espíritu, tal odioso mensaje, además, de alguna forma alimenta a los becerros horteras manchados de sangre. No olvidemos tampoco uno de los últimos mítines del PNV donde, me parece que era Ibarretxe, decía que “no se dejarían avasallar ni por ETA ni por España”. Tiene huevos la frasecita equidistante, pero que iluminadora es, en cualquiera de los casos, de su pensamiento envenenado.

 

En fin, que sería una buena noticia que el PNV se fuera, y que ójala no solo acepte los resultados de las elecciones, -faltaría más- sino que además considere natural que el gobierno pase a otros partidos a pesar de que en estos no sea el nacionalismo su principio y fin, ni la independencia su objetivo. Y que cunda, si bien también espero que no sigan el ejemplo del PSC en Cataluña y no se dejen llevar por la tentación de arrancar votos en el campo nacionalista adoptando parte de su mensaje y de sus principios. Esto, lo aseguro, llevará a mucha gente al hastío, y a que vuelvan los que ellos quieren que ahora se vayan. Ya veremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: