Somos especiales para alguien

Alguna vez nos creímos tan especiales que llegamos a pensar que todo giraba alrededor de nosotros, que nos habían elegido entre una plantilla de miles de personas de donde destacábamos sin lugar a dudas. De repente un día comenzamos a darnos cuenta de que solo la casualidad nos trajo hasta donde estamos. La casualidad y nuestra voluntad de parecer lo que somos y también, y muchas veces, lo que no somos. Que nos eligieron, sí, y que nosotros elegimos, también, pero entre lo que teníamos más cerca, pues nadie, ni nosotros, hicimos una convocatoria pública para buscar al mejor o a la mejor, simplemente aparecimos, aparecieron, y aquí estamos, haciendo lo que podemos, lo que debemos, creciendo o borrándonos de los demás, creciéndose, borrándose también en nosotros. Así es y así ha sido siempre. Lo hermoso es que de todo ello nace una verdad indiscutible, que la propia experiencia y la propia historia compartida con las otras personas sí que es particular y voluntaria, desde donde se acrecienta la amistad, el amor, y también el desamor y el abandono. Casualidades de la vida pues y no destino, ¿o puede que no? ¿Quién sabe? Lo que si sabemos es que para unos pocos somos especiales, para muchos otros secundarios, para otros decepciones andantes, y ¿para nosotros?, deberíamos ser muy importantes, por lo que pueda pasar, y sobre todo porque somos la evidencia viva de que nuestros esqueletos nos sostienen, de nuestras vísceras que nos alimentan y limpian, de nuestro cerebro que nos guía y de nuestros corazones que nos dan la vida y dicen que los amores, y todo ello reúne el apoyo fundamental e imprescindible a nuestra existencia, y como mientras hay vida hay esperanza, alegría, sufrimiento y ganas de comerse unos macarrones con chorizo, seamos condescendientes con nuestros errores y recaídas, pero también con las de los demás, besemos ahora apasionadamente, y riámonos, ríanse hasta el llanto, que tiempo habrá de llorar y de volver a reír de nuevo.

Anuncios

3 Responses to Somos especiales para alguien

  1. Mariló says:

    La casualidad nos escoge, cose, y descose a unos y otros, nos hace nudos en ellos, nos abrocha y abriga y también nos desnuda de improviso. “La casualidad y nuestra voluntad de parecer lo que somos y también, y muchas veces, lo que no somos.”
    Tantas veces se mezclan nuestras evidencias con nuestros anhelos…

  2. eMi says:

    Suscribo todo lo dicho -incluido lo de los macarrones con chorizo. Sufrir y disfrutar es parte del juego, como a la noche le sucede el día.

  3. Martin says:

    Bien dicho¡¡¡¡¡ … macarrones con chorizo mmmmmmmm.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: