El Estatut, el sinsentido, y el hartazgo de todo esto

Aprovechando un comentario que hice a una entrada del siempre lúcido Angel de Olavide en su blog, pensé que tal vez sería interesante poner mi comentario  como una entrada en el mío. Decía Ángel , (Aquí entre comillas) entre otras cosas, que:

 “Cualquier nacionalismo, incluido el español por supuesto, me parece propio de otras etapas historicas. Seguro que el nacionalismo contribuyó mucho al avance de los pueblos y a su defensa pero hoy me parece que es un arma ideológica poco acorde con los tiempos y con los retos de la humanidad.”  

Sin embargo, yo creo que, desgraciadamente, el nacionalismo está fuera de lugar si hablamos desde la razón, pero no desde la actualidad, pues nunca antes había estado tan en boga, y no solo en España.

En Cataluña, que es donde vivo, el nacionalismo es la salsa donde se cuece y “debe” cocerse lo que ellos llaman “lo nuestro”, lo fetén, lo correcto, tanto en política, como en cultura o en educación. De justicia es decir que muchos catalanes están de acuerdo con esta visión. Es sintomático como por aquí poco a poco se ha ido imponiendo un lenguaje en el que se habla de Cataluña y España como si de dos entes diferenciados se tratase, tanto en los medios de comunicación afines y no afines al nacionalismo pero en el que ya a veces caen, ¡sorpresa!, hasta los dirigentes del PP.

Los partidos políticos catalanes, salvo PP y Ciutadans (tan representativos de los catalanes como lo son los otros) son nacionalistas en mayor o menor grado pues entienden que solo con unas gotas o una riada de nacionalismo en su composición y mensaje tendrán asegurada una mayoría electoral, de ahí el rasgado de vestiduras generalizado ante la sentencia tan penosamente meditada del TC y las apelaciones a la movilización por la “agresión” recibida por Cataluña o por el “desprecio a la voluntad popular” de los catalanes que casi todos estos partidos han lanzado.

Claro que, no podemos olvidar lo que han dicho y dijeron algunos cargos del PP en toda esta historia de la tramitación del Estatut, su irresponsabilidad y sus mentiras que incluso incluyeron la recogida de firmas contra el Estatut en mesas por toda España cultivando la animadversión hacia todo lo que oliese a catalán (recordad el boicot al cava y los venenosos parlamentos de algunos medios comandados por aquel “gran comunicador”, Federico J. Losantos, y sus adláteres, que tanto predicamento desgraciada y penosamente tuvieron en el resto de España, y curiosamente también entre los más exacerbados catalanistas que, atestiguo, lo escuchaban con fervor para salir de casa convenientemente excitados y agraviados para afrontar la dura realidad del oprimido por “la bota de España”).

Tener sentido común ante este tema es difícil, o no tanto, pero está claro que falta entendimiento, y faltará mientras no hagamos lo posible por imponérnoslo todos, incluyendo, claro está, a los partidos de ámbito estatal que no deben sacar las cosas de quicio y entender los sentimientos de los que no sienten una especial o ninguna identificación con lo español, ni tampoco dejar de ejercer sus criticas hacia los nacionalistas con inteligencia y pedagogía, pero también a los nacionalistas catalanes, vascos o de donde sean, tan instalados en los despachos del poder de sus territorios que difícilmente cambiarán de mensaje. Suena por eso tan vacuo el mensaje de Zapatero de que con la sentencia del TC se cierra el estado de las autonomías, como si estos partidos fuesen a disolverse y a dejar de cultivar el agravio y la simbología que tanto moviliza al personal y que tan bien les ha funcionado ante la mentecatez y la falta de tacto de algunos políticos de la derecha, e incluso de la izquierda española. No debemos olvidar que el nacionalismo no lo es todo en Cataluña, ni molt menys.

Todos sabemos para que sirven las banderas por poco que nos gusten y que tipos de sentimientos azuzan, tan lejanos de la razón, sean estas  senyeras o las de la “roja”, sin que confundamos ésta última con la de la extinta URSS, aunque a lo mejor resulta que ésta ahora la esgrime el PP como nuevo Partido de los Trabajadores.

 Como diría el Blasillo de Forges en los viejos tiempos: ¡País!

Anuncios

One Response to El Estatut, el sinsentido, y el hartazgo de todo esto

  1. Angel Alda says:

    Hola Miguel Angel

    Hasta hoy no he visto tu nota en el post sobre el Estatut de mi blog. Estoy precisamente pasando unos dias en el Baix Empordá y con el decidido propósito de no incluir Internet en mis afanes diarios. Entre mis desayunos y paseos por La Bisbal, mis dosis de sol y mar en la magnífica playa de El Castell- posiblemente uno de los espacios naturales, el del Cap Roig, mas bonitos de Catalunya-y mis tardes de charleta con la familia y los amigos- no me queda tiempo para revisar mas que los correos urgentes.

    Participo de la cruz a la raya de tus reflexiones. Creo que estamos asistiendo a un periodo histórico extraordinariamente confuso, a un desarreglo total de los ejes por los que ha ido corriendo la política en los últimos tiempos, que conduce a mucha gente a la necesidad de encontrar anclajes ideológicos que les ofrezcan seguridad. Si Europa fracasa, si España fracasa, a lo mejor Catalunya tiene una oportunidad de salvarse. A los que han contaminado la política con tantas barbaridades como los que relatas habrá que señalarles como máximos responsables de ese clima. A unos y a otros, tienes toda la razón. Aqui no se libra ni el Tato. Yo también incluiria en la lista a la visión corta de los socialistas españoles que según les va en la película, ora son jacobinos, ora son federales, ora se lo piensan dos veces. Parece que una y otra vez cometen a lo largo de la historia los mismos errores tácticos.
    Desde luego como el debate va para larhgo démonos un tiempo para reflexionar. Espero que mucho de estos dias no sea mas que un espectáculo “electoral”, una pitarrada como dice uno de mis amigos nacionalistas catalanes.

    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: