No podremos seguir en el cielo

Si estás arriba la muerte se aleja, como tu cuerpo de la Tierra. Por eso creemos en el cielo, a salvo del suelo. El cielo es la salvación, allá donde algunos nos dicen que vamos tras rebotar sobre la superficie donde se nos entierra. En el cielo aún nos mantenemos vivos diez segundos, sabiendo, agonizando, mientras vamos cayendo hacia la muerte cierta. Segundos ya para el final. La mente sigue funcionando o tal vez desenganchándose rápidamente para no sentir nada, sabedora ya de su parálisis próxima y fatal: la tragedia que nunca se desarrollará en la conciencia de un protagonista que sera ya inexistente, y el suelo se acerca. Ahí lle…

(Tras ver el video y escuchar la conversación entre dos pilotos de un F5 español, minutos antes de chocar con la Tierra. El País 19 de mayo de 2014)

Anuncios